domingo, 26 de febrero de 2017

Noche de heavy metal: Ross The Boss en el Bunker. Sala de Conciertos

         
                                               Fotografías cortesía: Alex Domínguez


Por: Roberto A. Valenciano Capin


El Bunker. Sala de Conciertos tuvo el honor de ser nuevamente el punto de partida de la visita a estas tierras mexicanas  con  su "Discipline of Steel tour" de Ross The Boss - co- fundador de la banda de Heavy metal norteamericano Manowar-.



A pesar de  una pobre asistencia a este concierto internacional y de esta manera confirmarse tal apatía con el puntual comentario -con cierta desilusión- de un asiduo a asistir y apoyar no solo la escena nacional sino el tener la oportunidad  de estar en los mas importantes  festivales de metal, al ser muy enfático en cuanto a no valorar los esfuerzos de los organizadores y de las mismas bandas de apostar por compartir su música y su capital, como fue en este caso de tener la oportunidad de disfrutar de una banda de un Waken Fest, uno de los principales festivales de metal a nivel mundial, claro sin hacer dejo de la calidad de su propuesta musical de la banda potosina, Aria Infuriata, la cual fue del agrado de  Ross Boss Friedman.



Una banda norteamericana que compartió el escenario  con una de las bandas más representativas en los últimos años del metal potosino, Aria  Infuriata,  quien ofreció un set integrado en su totalidad de canciones que integran lo que será  su segundo trabajo discográfico, para ser complementado este potente y la diversidad  del heavy metal con una de las canciones que se han vuelto imprescindibles de este cuarteto de músicos con su power heavy metal, nos referimos a  -Raza de Bronce-.





Una espera de varios minutos de un apático  público  ante la banda potosina, pero que se transformó al ser más participativa desde que sonaron los primeros acordes de esta banda norteamericana sustentada en estas variantes de entender y disfrutar de la declaración de los principios del heavy metal en estas latitudes, al transitar desde este power metal, heavy metal de Ross The Boss Band.



En esta noche de metal, hicieron de las delicias sonoras de los asistentes, al disfrutar de un puntual recorrido entre aquellas icónicas canciones de Ross Boss como integrante de Manowar  y su etapa creativa como solista,  Ross The Boss que fue replicado varias veces por su público.




Con un contundente sonido energético y metálico, a través del cual da el porqué en su momento fue considerada una de las bandas con el más potente sonido y de ipso facto hizo conexión con esta legión de seguidores que disfrutaron de forma compartida y por consiguiente siendo reconocidos por la ejecución de estos excelsos músicos: Marc Lopes( Let us Prey) con una voz llena de matices y potentes resonancias que hicieron cimbra a más de uno, Rhino (ex Manowar) con una sólida batería, Mike Lepond (Symphony X) en el power del bajo y  las ráfagas juguetonas y puntuales de notas que emanan de la guitarra de Ross the Boss (Co-fundador de Manowar), aunado a una de las ventajas de estos espacios, de tener esta cercanía y humildad de esta interacción músicos /escuchas, la cual fue agradecido  con este efusivo aplauso y este ya tradicional unísono canto "Ross The Boss".




Es de reconocer el cierto recelo a lo escuchado en su parte inicial pero  en el transcurso de lo ofrecido en  esta noche de metal por esta decana banda norteamericana, fue envolviéndome, para reconocer el escuchar una visión muy singular de disfrutar y entender el metal, de ahí su importancia dentro de este devenir del metal, así como siempre agradecer al buen Don Morbid con sus puntuales palabras y observaciones, "solamente fíjate en su ejecución y el contexto de la importancia de una de las bandas sustanciales para disfrutar el heavy metal", quien por cierto nunca imagino escuchar en esta capital potosina y específicamente en este espacio a dos integrantes de una de las bandas que le trae buenos recuerdos, al ser de las bandas que escuchaba con mucho ahínco y seguía cuando estaba en la preparatoria.




Como colofón,  a pesar de  ciertos problemas técnicos que tuvo Lepond  con su bajo, a pesar de los esfuerzos de la parte técnica del Bunker, mientras se arreglaba el problema, salió la banda al quite interpretando una rolita  acústica y en momentos a capella, pero al ver que no había una solución técnica, a través de la voz de Ross Boss quedo muy formalmente de regresar para saldar esta deuda. Y de esta manera dar por concluido su show.



Un agradecimiento a MetalUnion Prods, Eduardo Marenco Chase,  Morbid Vision Productions, José Luis Morbid por las facilidades para cubrir este evento.



No hay comentarios: