domingo, 2 de abril de 2017

Cautivó Tambuco. Ensamble de percusiones a los potosinos




Por: Roberto A. Valenciano Capín



Tambuco  Ensamble de percusiones cautivo a los potosinos al ofrecer un singular concierto que ratifica su calidad musical como artística, gracias a esta exploración de musicalidad es,  al tener como escenario el Coloso de Villerías, como parte de su gira nacional e internacional apoyada por Conaculta.



El tiempo se diluyó gracias a su brillantez musical y este reencuentro desde su más reciente visita hace más de seis años, no fue impedimento  para volver a conectarse con un público mayormente joven que se dio cita a este concierto integrado por obras de compositores contemporáneos. Obras dentro de su propia organicidad.



Un ensamble de percusiones de México con 23 años de trayectoria internacional,  ha sido nominado en cuatro ocasiones al premio Grammy, incluyendo Mejor Álbum Clásico y Mejor Ensamble de Cámara, galardonado con el Premio para las Artes y la Cultura de la Fundación Japón, se presenta este miércoles en el Teatro de la Paz, donde continua su gira después de haberse presentado con gran éxito en el Palacio de Bellas Artes, en la ciudad de México, en Morelia, Michoacán, Matehuala y  continuar en su gira internacional por Alemania, Austria, Estados Unidos y Japón.




Un programa que gracias a este espíritu e imaginación musical  buscan  este encuentro sonoro como lo fue con la pieza minimalista - Hook (1991) del pianista, compositor ingles Graham Fitkin, una sonoridad conjunta  de cuatro marimbas de concierto. Considerado como uno de los compositores más representativos del jazz mexicano y muy amigo de este ensamble, Héctor Infanzón con - El devenir de la noche-.Una pieza escrita para Tambuco. La cual se caracterizó por ser sumamente expresiva  y una agudeza rítmica, al plasmar con tal lucidez de lo que ocurre en la noche en esta gran CDMX.



Considerado por su director artístico Ricardo Gallardo como una "joya de lo bueno", la obra de este genio compositor brasileño Hermeto  Pascoal con su singular -Cuarteto para cacerolas". A través de cacerolas, arena, silbatos y dedos  recrea toda estas  sonoridades el color del país y esta chispa creativa de su compositor ".




-La persistencia del pasado bioquímico (the persistence of past Chemistries  (1995)-  para Marimba, xilófono, cajón, y diversos estándar (percusión mezclado todo de madera)de uno de los más representativos del mínimalistas estadounidenses, Charles Griffin.



"Me golpeó el título de esta pieza después de que yo ya había decidido limitar la paleta sónica exclusivamente a los instrumentos de madera, una manera de reconocer esta singularmente humano de la reconstitución de la materia orgánica. No sólo los instrumentos dan los árboles que vinieron nueva vida, pero los músicos también traer nueva vida a sus instrumentos. Además, mi música tiende a ser la suma de elementos dispares a veces que adquieren nueva vida mediante su integración; jazz latino y música minimalista todos coexisten en la persistencia del pasado sustancias químicas". Griffin.



Y cerrar con uno de los instrumentos musicales que más le gusta a los integrantes de este decano ensamble de percusiones como es el cajón de origen peruano, gracias a su versatilidad y posibilidad sonoras. En esta ocasión será  traspolado a España a través de la expresividad de la  buleria,  con  la obra - Tambuco con buleria - de Miguel González.



Con una entrega del público potosino que los arropó  y por consiguiente ser confirmado por Ricardo Gallardo quien  recordó que  "el público es el quinto elemento de Tambuco" ; para regresar al escenario sus integrantes : Alfredo Bringas, Miguel González, Raúl  Tudón y Ricardo Gallardo, para ofrecer bajo el aliento sonoro de la caja, una tremenda pieza de suma fuerza y expresividad   -Bahiano- de Alfredo Bringas.



No sin antes abogar Gallardo a que los padres el dejar que sus hijos aprendan un instrumento musical, ya que hace que se vuelva más sensibles y  más compasivo.



No hay comentarios: