jueves, 13 de abril de 2017

La primera sesión de muchas... Futuro Festival



                               Fotografías: Cortesía de Carlos Peña, Young Offenders  y F/F


Por: Roberto A. Valenciano Capín



En primera instancia pareciera ser como un acto promonitorio y en momentos predictivo de estas inercias de festivalitis que últimamente abundan, sin embargo, evade estas inercias de la pura exhibición musical, al generar este naciente festival que le apostó no solo por la recuperación sino esta propuesta de apropiación (asumir) de uno de los espacios culturales olvidados de San Luis Potosí, como es el Teatro Alarcón, así como ofrecer una alternativa de una oferta musical que se están generando no solo en México sino alrededor del mundo, es así bajo esta pauta de como se llevó a cabo la primera edición del Futuro Festival en esta capital potosina.


De esta manera, Futuro Festival y San Luis Potosí se une a este circuito presencial en este mapamundi y sus rutas del quehacer creativo independiente y por tanto ser una muestra clara del peso cultural de los géneros urbanos



Anhelante reflejo de lo que aconteció en este Futuro Festival, a pesar de que ahora se enfatiza el vive el presente en estas generaciones que le dieron vida a esta primera edición del Futuro Festival en estas tierras potosinas.



El punto de encuentro fue  uno de los primeros foros teatrales en esta capital potosina como a nivel nacional. Un teatro Alarcón que se vuelve  en esta cápsula de tiempo, posesionado en esta decantación en cuanto a esta convergente diversidad  musical, a pesar de las complicaciones  técnicas que conlleva, dio como resultado una nitidez sonora en las bandas y por tanto un entusiasmo de quienes la habitaron por más de ocho horas de música,  baile, convivencia..



Asi como una buena respuesta de un público a pesar de la restricción de la entrada por cuestiones de seguridad a 500 personas y una noche muy ordenada y respetuosa.






Dieron la bienvenida a esta fiesta musical, los anfitriones Peach Creek, un quinteto que desplegaron y mostraron a pesar del poco tiempo de su conformación de la banda, que tiene lo necesario ser parte de su propuesta de post rock y dejar en claro de que hay mucho que escuchar y disfrutar en esta capital potosina.



Entre esta alquimia sonora del grunch con un fuerte y contundente punk y sus distorsiones es como esta banda poblana de los Sex Sex Sex llegan y sorprendieron a  más de uno en esta capital tunera.





Como un by pas  musical es lo que proponen los regiomontanos de Younger Tender gracias a esta sutileza de disfrutar de un buen dream pop con esta incidencia hacia este sonido emanados de los sintentizadores,  indudablemente nos remite a estas atmósferas del pleno disfrute. Al escuchar una selección de sus dos epes y una canción inédita de sus primera canciones que hicieron.


Ante esta incógnita de como iba a reaccionar la gente a su propuesta musical, la cual fue un buen recibimiento" esperábamos que la gente se la pasara bien y nos dio lo que siempre nos dan en todos lados, un buen recibimiento, nos las pasamos muy chidos y ellos también".


Destacaron que este tipo de festivales contribuyen a reunir varios géneros y " que la gente que le guste todos estos géneros que creo hoy en día la gente es más abierta y funciona para esa gente que esta dispuesta a escuchar de todo y conocer cosas que no conoce".

 
The Hawaiins Gremlins con un nostálgico y cadencioso rock. Al significar una fecha muy significativa, al ser su primera fecha en este año después de un obligado stand bye y ser su primer show en estas tierras potosinas.


Conscientes de este primer encuentro con una audiencia y por tanto de este derecho de piso comentaron: "Ya que aquí para las cosas para la banda no iba a ser pan comido, las audiencias no son tontas y ahí que darles algo chido".



En cuanto a la relevancia de estas primeras ediciones dijeron" Sentimos que este tipo de festivales esta chido, aunque no sabemos como es la escena aquí, pero tengo la idea de que no hay muchas cosas a veces y esta chido que traigan bandas de otros lados a la ciudad".







 
Indudablemente los que se llevaron la noche fue la banda texana The Blind Pets, con una propuesta muy variada, energética, potente y  desenfadada, en un principio pareciera ser una banda sacada de uno de los tantos bares, pero al transcurrir de su show dimos cuenta de una excelente banda, siempre con este estandarte de compartir y con esta sinergia con los escuchas ahora-cómplices-, siendo presenciado al subir su vocalista y guitarrista a una de las bocinas y bajar del escenario para ser arropado y aprovechar  para tomarse la selfie con varios, el cual no acabo ahí, ya que acabando su show repartieron entre algunos afortunados sus viniles y se tomaron fotos con quien se los pedía. Una buena bienvenida en su primera visita a este tipo de festivales en estas tierras mexicanas y una de las bandas que nunca se olvidarán en el hardware de muchos.






Una de las mas propuestas más  esperadas y a la vez ser este gancho mediático generado por este festival, fue a partir de un consecuente discurso irreverente pero sin mas ir transitando a esta infalible artificialidad, entre un empalagoso electropop que aun así, fue muy empático con sus seguidores que bailaron, cantaron  y disfrutaron por lo propuesto por la cantautora y activista chilena Javiera Mena.





Un escenario con  todo este embelesamiento musical de la Mena, pero siendo lustrado gracias a una propuesta sumamente interesante de Werner Karloff, quien retoma los fundamentos del industrial , Synth Wov, new wave alemán, a partir del cual  los deconstruye para crear un discurso musical, al definir sus canciones que "tengan mucho movimiento, sean rápidas y tengan cierta sobriedad y que se pueda concebir su idea;  a su vez sustentada en vislumbrarlo como un registro de lo que ocurre en su  ciudad (CDMX) y su tiempo, con lo cual inquirió en aquellos que quedaron ante esta desbandada provocada por la Mena, de moverse y bailar y reconocerse en un género poco conocido por muchos de los ahí presentes.


Destacó la importancia de estos festivales " para mí y creo que en general es dar a conocer propuestas y música a diferentes públicos. A mi este tipo de festival me abre un poco las puertas para llegar a gente diferente y gente que no conozca lo que yo hago e incluso el género y,  que se puedan llegar a interesar y puedan abrir su panorama musical".







De esta manera Karloff da la pauta para esta faceta de las propuestas a partir de la implementación del software y hardware para disfrutar de la propuesta potosina de BCTOB, acrónimo de  Black Cats on the Bag. Una propuestas que ha logrado impactar y sobresalir en la escena electrónica nacional, al proponer esta alquimia entre este dialogar de un future bass, aunado a estas envolventes y suaves cadencias del soul de la ciudad del rescacielos y de los aires, chicago y cerrar esta sesión con Ar-P,  un trip fundamentado en esta miscelánea propuesta sonora, de sendos ambientes para hacerte bailar.



Indudablemente han puesto una solida primera piedra de un festival que no solamente llegó para quedarse, sino incidir en ser esta capital potosina un epicentro de este despliegue de propuestas musicales de esta llamada escena emergente sino generar estas:  " futuro es hoy" , " ¿cómo vives el futuro"  y "asegura tu futuro".


No hay comentarios: