martes, 20 de junio de 2017

Arte Cinemático del Mtro. Federico Silva






                     Fotografías : Cortesía del Museo Federico Silva. Escultura Contemporánea


Por: Roberto A. Valenciano Capín


"No hay que olvidar que el querido maestro Federico Silva es el origen y el destino de este museo ", acotó  Lic. Enrique Villa, director del Museo  Federico Silva. Escultura Contemporánea, con motivo de la inauguración "Arte Cinético. Momento de un principio  de experimentación".


Una exposición integrada por 26 obras realizadas por el maestro Silva entre 1969 y 1973, todas ellas corresponden a la corriente artística denominada Arte Cinético, cuyos antecedentes se remontan al  futurismo, el cual tiene un primer movimiento aunque su auge se da en la década de los sesentas y setentas.




El Arte Cinético está sustentado en el movimiento y se materializa principalmente en el campo de la escultura con mecanismos móviles. Históricamente  pueden apoyarse en la proyección de colores en movimiento,  en la descomposición cromática de la  luz o en ilusiones ópticas y pudiera adicionárseles efectos sonoros o música electrónica y muy particularmente música sintetizada.



"De esta manera Federico Silva experimentó con toda la gama de posibilidades y técnicas,  siendo sus elementos principales el movimiento,  la luz, el espacio,  el color  y el  sonido. Convirtiéndose así  en el único artista mexicano que tocó  y recogió, en una obra sería y de alto nivel, las grandes inquietudes estético -científicas del siglo XX,  embarcando se,  una vez más, en lo que él  llama la gran aventura del arte.





"Lo importante del arte Cinético era trabajar con la energía, con la energía eléctrica, con la energía del viento, energía solar e incluso de la energía del mar", le comento el Mtro. Silva al Mtro. Enrique  Villa.


Para el crítico de arte Dr. Luis Ignacio Saenz quien ofreció algunos comentarios entorno a esta exposición, al definirla en una primera instancia como  " una de las grandes  exposiciones  de la última década en nuestro país y que ojala que otros espacios museográficos de México y del mundo sean sensibles y se lleven la exposición para que más gente la puedan disfrutar y valorar".



"Está advocado el museo a reflexionar sobre la escultura contemporánea a partir de la producción del maestro Federico Silva, quien no solo es por razones de edad el decano del arte mexicano en activo, al tener 93 años. No solo la gracia del Mtro. Silva reside en su longevidad sino también desde mi opinión, estamos en presencia del mas importante creador que tiene este país,  más allá de quienes puedan tener notoriedad o una fama pública más dilatada, pero que no tienen esta obra de esta envergadura y de esta importancia que respalde su mérito y su talento".






"En este sentido, ahora estamos en presencia de un hecho inusual, los mexicanos nos caracterizamos por tener una pobre y  labil  memoria, y lo que hoy hacemos es un acto de inteligencia para con el pasado y sobre todo para aprender la visión de como conquistar de mejor manera nuestro futuro. Se trata de 26 obras que estaban resguardadas en una bodega desde que fueron expuestas entre el año 69  y el año  73,  en una exposición en el Museo Nacional de Bellas Artes, otra en el Museo del Arte Moderno, otra en el Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad  y otro en el Museo Universitario de Ciencias y Artes en la Universidad Autónoma de México. De tal suerte es que estamos de obra de casi cincuenta años de edad, de una gran intensidad tecnológica en donde al paso del tiempo, los motores se habían fundido. Las piezas se habían desvanecido en algunos casos y esto obligó a hacer una reconstrucción puntual de todas y cada una de estas veintiséis piezas. No se trata de ir a sacar piezas que están flamantes, sino de hacer una investigación específica, de meterle mano, de conseguir los mecánicos, de calibrar los motores y de poner a punto todos y cada uno de los elementos que permiten que  estos artefactos tengan movimiento".



Habrá que subrayar que " quien diseña  el montaje museográfico de esta exposición, que ex el Mtro. Aldo Arellano. Este hombre obtuvo su tesis de grado por estos temas del Maestro Federico Silva, es justamente un especialista, es un estudioso que en todo caso y en todo  momento y con  el respaldo del Mtro. Enrique Villa se dieron a la tarea de poner a punto nuevamente las obras para que las pudiéramos disfrutar y sorprendernos y azorarnos de su belleza y de su inteligencia. De eso se trata, de como estos artefactos y estas máquinas se fusiona la belleza de la estética con la inteligencia de la ciencia".






Así como enfatizar que " deben de sentirse muy orgullosos en mi modesto concepto de tener el Museo más importante de arte contemporáneo que existe en todo el país, así como ser el único recinto museográfico especializado en escultura en América Latina, aun cuando ya existe un alma gemela en Brasil, pero fue digamos  el experimento seminal  en el caso de toda América Latina en tratar estos temas ".


Para el Mtro. Hersua esta exposición le inquiere a quien también experimento y exploro este arte cinético. " Lo que sucede con Federico es que siempre fue como una incógnita de que trabajaba y después de un tiempo de años de estar trabajando mostraba el trabajo realizado. Esta es una etapa que no es muy conocida del Maestro,  pero planteó que en alguna medida esta manifiesto es que nos recordó que teníamos que jugar con la luz, con la forma, con todos los elementos que fueran posibles,  porque Federico había tomado en  cuenta con el muralismo de  involucrarnos con más elementos en la obra. Pero  esa realidad que estábamos viviendo y que de  alguna manera nos pertenecía o debíamos de hacer lo que nos perteneciera.  Federico hasta la fecha no se ha cansado al tener una memoria que no le falla, es como el punch de los boxeadores de que eso no se pierde".







Para el escultor Hiroyuki  Okomura considero que esta exposición "se le hace muy refrescante e interesante. Admiro el montaje de este museo tan profesional y bien montado. Al hacerlo vivir mas, ya que no estaba abandonado pero si resguardado y volver a ver la luz esta muy bien. Un estudio que es muy interesante.  Lo que yo hago es escultura estática, obviamente quizás no  tenga movimiento pero este es otro efecto como es el reflejo de la luz y movimiento que cambian la forma y eso es muy orgánico. Este movimiento me hace inspirarme de que si fuera mi escultura se moviera tal como viene  y si viene esta curiosidad".



"En aquella época tenia otro movimiento de las partes, de sus estructuras, de las formas figurativas y todo es un enfoque a las estructuras de como va a ser este experimento u esta idea que todo es posible. Este tipo de visiones creo que es el fundamento para la creación".




En donde se tuvo como invitados especiales al Mtro. Arnau Avilés, Mtro. Hersua  y el Mtro. Hiroyuki OKomura.



No resta más que invitar a este viaje por la aventura del arte,  la cual estará expuesta hasta el mes de Octubre.




No hay comentarios: