miércoles, 28 de junio de 2017

Electrasto. Funk Jazz Band desde este Tunal Grande




Por: Roberto A. Valenciano Capín



Indudablemente se conjuga la constancia, la fraternidad, el compartir sus conocimientos y su música, aunado al amor con y para este arte del jazz, es como el contrabajista y compositor Richye Vega nos presenta su primer trabajo discográfico bajo el proyecto -Electrasto-.


Un amplio patio resguardado bajo una arcada sobrias y paredes de adobe que dan fe del tiempo, enfrente de esta, varios cuartos en desuso y el olvido. La tarde de primavera cae y hace complicidad de nuestras sombras y de algunos perdidos eco de un claxonazo en estos rumbos de este emblemático barrio de San Miguelito.

Nos recibe un siempre amable y sonriente Richye Vega ante la mirada nerviosa de uno de los habitantes de esta casona del siglo XX. Tomamos asiento para iniciar esta charla.

Un Electrotrasto surge como un proyecto musical sustentado en la fusión de músicas al tener tintes de jazz, tintes de Bossa nova, tintes de funk y tintes de blues, "es como un guacamole en donde lo metimos a la licuadora y salió esto. Así como generar un espacio para que haya la improvisación. ¿Porque una improvisación?, porque esa pieza o esa obra que ya está estructurada o puesta en un papel, va a ser distinta cada vez que se toque, aunque sea el mismo músico, entonces también la opción de que otros músicos lo toquen y le hagan ese sello personal de cada músico con su improvisación, con su carácter, con sus notas que las hagan sonar, y eso para mí es la fusión perfecta. Esas armonías que proponen, esas melodías hermosas y que las puedes cantar".

Un primer trabajo discográfico integrado por siete piezas que le dan sustento y vida: Elgero, Victoria, John´s Mood, Nari, Noanni, Cristal-dedicado a sus padres- y Mr. A.C., esta ultima compuesta a manera de reconocimiento a la trayectoria del  contrabajista, Aarón Cruz, uno de sus maestros.

Al comentar que ya tenía tiempo en que quería componer y " poner en práctica de todo lo que aprendí con el Mtro. Jorge Martínez Zapata (+) y todo lo que he tocado en estos ciclos de jazz que ha hecho con su compañero generacional musical, Samuel Martínez Herrera y otras tendencias que me lleguen por ahí también".

Indudablemente, no hay sonido que más le conmueva, de ahí que "quise retomar el bajo eléctrico porque empecé a estudiar bajo eléctrico desde los catorce años, al reconocer que el contrabajo ya lo agarro bastante tarde y todo el mundo me conoce más como contrabajista, me di a conocer en los foros culturales como contrabajista. Entonces quise retomar el -bajo- eléctrico y la idea de Electrotrasto es porque el bajo eléctrico tiene trastos y el contrabajo es acústico y por tanto no los tiene. Es un juego de palabras que uní ahí y pensé que era algo original.

Un proyecto que es compartido con sus compañeros musicales, Daniel Uresti en el piano y Carlos Robledo en la batería. "Es, además, retrato de familia en el que aparecen amigos y maestros, dando -ritmo y significado - a un cocktail que se degusta desde un cielo cargado por el jazz".


Una de las justificaciones de este proyecto es volverse un acercamiento de la gente al jazz, "al tener estos tintes de rock, tintes de funk y este medio eléctrico. Entonces eso cuando lo escucha un rockero por ejemplo, que no tiene que ser precisamente músico, pero le llama la atención porque hay sonidos así, entonces se acerca un poquito a indagar un poco más para allá de porque esto suena así, porque suena algo diferente a lo que se escucha normalmente se escucha en el rock y, entonces ahí envuelves a la persona y empieza a meterse un poquito al jazz. Creo que tiene esa doble intención".



En este remontar en el tiempo, se sincera y comenta.  "Fíjate que cuando yo empecé a aprender jazz, empiezas por lo que escuchas y siempre tratas de imitar lo que escuchas, son tus ídolos, pero ya esto es un poco más digerido te vas a lo que escucharon ellos, de donde viene eso que escuchaban ellos hicieron. ¿Qué es la historia del jazz?, que viene de la fusión de la música africana y la armonía europea y da por resultado esto. De ahí empecé a indagar mucho, por ejemplo Thelonius Monk, se me hacía muy diferente su armonía como muchos otros, como también son las improvisaciones de Keneth  Garret, en donde te dicen en dónde vienen esas escalas".


"Ya las estudias y te das cuenta que justamente vienen del impresionismo para acá, en momentos, el nacionalismo, viene incursionando Béla Bartok, quien hace su propia música sinfónica con su folclor, entonces todo esto empieza a fluir como una fusión nueva y da como resultado el nacionalismo".

Al apuntar que en el jazz es lo mismo, "el folclore obviamente norteamericano, pero ya se empezó a hacer mundial. En el jazz ahora hay un nacionalismo. En México tenemos artistas como Enrique Nery, como el Mtro. Jorge Martínez Zapata, Héctor Infanzón que hacen música mexicana con toques de jazz.

Todo esto le provocó estudiar e indagar sobre la armonía de Bartok, de Stravinsky, de Debussy, "a mi manera debía incluir esas enseñanzas que aún siguen en mi búsqueda, que no para nunca. Trate de incursionar un poquito de este proyecto y mis composiciones no tan tradicional del jazz, sabes como la forma estándar sino ya un poquito con acordes de ese tipo".


Fue muy enfático al comentar que "si uno quiere ser como sus ídolos hay que buscarlos y desde ahí partir para tú crear una nueva propuesta y, no solamente quedarte con un estándar que es lindísimo, pero también es proponer y decir quien fue Ricardo Vega; puede ser que no trascienda, pero lo busqué.


"Para mí una buena canción es la perfección en ese sentido que lo he escuchado en grandes compositores, es primero tejer una buena melodía y que te diga algo, porque la música al fin al cabo es un diálogo, es un lenguaje que se tiene que entender, yo siempre me voy por ese lado".


Al reconocer que le encantan las melodías," me fascinan cantar las melodías, me fascina ser como esta parte de lo romántico,no sé, hasta cierto punto. A mí me encanta Chopin por ejemplo, sus melodías son lindísimas e increíbles,  pero también me gusta este lado de proponer nuevas armonías y confusiones que están sucediendo en nuestra actualidad, que para mí en lo particular sería lo ideal".
Un disco que  fue apoyado por  parte del Programa de Apoyo a las Coproducciones Discográficas que  la Secretaria de Cultura de San Luis Potosí.

No hay comentarios: