lunes, 19 de junio de 2017

Candy y su pop ruidoso en el Roadhouse. Circuito Indio



                                     Fotografía: Cortesía de Laura López/ RoadhouseSLP



Por: Roberto A. Valenciano Capín

Una noche en donde Candy compartió su solvencia y personalidad musical, gracias a este pop ruidoso como ellos mismos definen su música, en su segunda visita a estas tierras potosinas.  En esta ocasión al formar parte de esta tercera semana del Circuito Indio vía Vive Latino y su tour -Atlas 2017-.



En esta noche ofrecieron un show sumamente efectivo con mucha energía al compartir un set integrado por canciones que integran sus tres discos, al hacer énfasis en su más reciente producción discográfica " Atlas", la cual no han podido dar a conocer por estos rumbos, pero gracias a Circuito Indio. han tenido la oportunidad de hacerlo, del cual se tuvo una buena recepción del mismo.




Al comentar que para este show en esta capital se basaron en lo propuesto esta parte visual que se presentó el día de la presentación de Atlas, dándole más fuerza y mostrarnos su personalidad musical con una dosis de fuerza y variantes en sus guitarras, compensada por la sutileza de la voz de Valentina, aun cuando es abordada por esta parte ambiental.


"Siempre nuestros discos son conceptuales, giran alrededor de un mismo tema y en este tercer disco tuvimos la oportunidad de trabajar de que las canciones estaban en pañales y desde ahí estuvimos trabajando con el diseñador el arte del disco; de ahí que se integró de una manera" comenta Valentina, bajista y vocalista.



Al destacar que cada nuevo disco es como " empujarnos un poquito hacia algo nuevo, algo que no hemos hecho y como no nos gusta repetirnos; entonces para este disco ya sabíamos que queríamos y como incorporar como otros elementos desde sintetizadores, como ondas más electrónicas, y desde la manera en como lo compusimos fue todo menos tan orgánico, todo fue tan super con maquinación. Creo que mientras grabábamos teníamos muy claros ciertas palabras que eran atmosféricos, la otra era textura, ya que nos pusimos metas muy claras que íbamos a sustituir mucho el sonido de las guitarras con sintetizadores y a luchar por eso en el estudio".





En este disco también se prosigue esta evocación literaria como se suscitó en su anterior disco-Control-. En este disco solamente hay una sola canción, la cual está basada en un betseller que trata sobre el viaje en el tiempo.  Me gustó mucho este tema y en general este disco es como un tributo a todo lo esotérico, todo lo místico, lo espiritual, todo lo que no lo puedes percibir  con tus sentidos, porque tienes que estudiar un poco más allá ".


"La verdad creo que no hay alguien más como nosotros en la escena nacional. Es cierto, estoy convencida”. - muy segura lo dice Valentina-, para ser corroborado por Ángel “es cierto lo que dice Valentina. Realmente a lo que se refiere Valentina es que tenemos un sonido y no es que seamos únicos en un sentido narcisista, sino que no hay muchas bandas con una propuesta similar a la nuestra; de repente se ponen de moda ciertos géneros o por zonas; algunas bandas de Monterrey ya empiezan a hacer música muy similar o las de Guadalajara.  Creo que no hemos encontrado con una o dos bandas que estén conectadas a nuestra estética".



En cuanto a que les aporta y por tanto, ¿Qué le aportan a este Circuito Indio?  "El Circuito aporta una posibilidad increíble para visitar un montón de lugares en muy poco tiempo y con una infraestructura que ya está casi resuelta, bastante resuelta en donde nada más te subes a la van y llegas al lugar y te dan de comer y nada más tienes que tocar. Pues es algo que nos parece muy importante para la escena del rock en México" y en general para desarrollar escenas locales en cada una de estas ciudades y no todo este enfocado en la Ciudad de México. -Un silencio para proseguir-. Pues si es una gran oportunidad, nunca habíamos hecho algo así en poco tiempo, pues estamos muy emocionados, porque hay muchas ciudades en la que nunca hemos tocado y como aquí, que hace cinco años que no veníamos", comenta Valeria.


Y ¿Qué le damos al Circuito Indio? se preguntan y responden, "claro, todas las bandas que participan le dan esta parte de creatividad y de mostrar nuevas propuestas. A veces es realmente muy difícil porque México es un país muy grande y es muy difícil recorrerlo y poder crearlo, vaya la redundancia de un circuito de que vas de ciudad en ciudad, parece sencillo, pero no lo es para bandas independientes que muchas veces estamos haciendo esto por amor al arte, Creo que lo que Candy aporta son tres discos y poder tocarlos en doce distintas ciudades ".


A pregunta expresa de si su generación musical que pertenecen en algún momento asumirán en volverse estas bandas highliners. " Creo que es un paso a desarrollar las bandas que son pequeñas o medianas es el siguiente paso, necesitan recorrer el país, necesitan que más público los conozcan. Entonces definitivamente es una manera de fortalecer la escena".


"Creo que el talento ya está ahí en potencia, lo que se necesita es que la gente tenga más apertura, porque si bien, mucha gente crítica o hace comentarios sobre estas cincos bandas highliners, es porque tienen éxito y la gente siempre apoya un proyecto ya consagrado y la gente siempre se les olvida el voltear a ver a estas otras opciones que están en ciernes. Yo creo que también es una parte importante del público que sean responsables, a que sean abiertos a nuevas propuestas y apoyen a las bandas que van a cerrar los grandes festivales en el futuro".


Al ser muy enfáticos que "la gente se tiene que acostumbrarse a salir y escuchar bandas, ya que no todo gira alrededor de dos o tres bandas; tienes que salir y apoyar a las bandas nacional, ya ni siquiera local y esta es la oportunidad de que realmente veamos si tanto organización, bandas, venues y gente estamos listos para un Circuito o no".


"Ahorita como que están tomando el riesgo en esta iniciativa de Circuito Indio, tomando la responsabilidad del venue, de promotor y como que ahora falta que los públicos también tomen este pequeño riesgo de ver bandas que aún no conocen todavía y que pueden sorprenderse muchísimo" complementa Valentina.




"Es imposible que una escena no puede quedar totalmente desbalanceada. Precisamente cuando hay carencias de un lado, eso termina afectando al otro lado. Un músico no puede tener crecimiento si es que realmente no está haciendo un tour o una gira. Nosotros lo hemos dicho, mil ensayos es como una tocada".


Entre los proyectos de esta banda originaria de la Ciudad de México se encuentran el participar en un par de Festivales en puerta, como es el Festival Internacional de Cine Giff en Guanajuato y un Festival afueras de la Ciudad de México.


En esta noche compartieron el escenario del Roadhouse con la banda Vaya Futuro, se subieron al escenario a impregnar el ambiente de su sonido sustentado bajo el tempo de un buen shoegaze y noise pop y de esta manera cautivar a los presentes con una apasionada interpretación de sus temas, así como hacerlos bailar y vibrar.

 

No hay comentarios: