sábado, 24 de octubre de 2020

" Un rosario de huesos" del maestro y poeta Jorge Humberto Chávez



Por: Roberto A. Valenciano Capín

Con el epigrafe del gran macondo, Gabriel García Márquez "Sus huesos empezaron a llenarse de ruido", como preámbulo de la presentación del poemario "Un rosario de huesos" del maestro y poeta Juarense, Jorge Humberto Chávez.

Para esta presentación editorial se tuvieron los comentarios de  Israel Ramirez, Laura Elena Gonzalez, Joaquín Cosio y Elmer Mendoza dan testimonio de una voz con trayectoria de más de 30 años en el ejercicio lírico. 

En su intervención Dr. Israel Ramírez destaca que la poesía que integra este libro del ganador del Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2013. "No solo es un cuerpo que habla sobre el fallecimiento, sobre la muerte, sobre el término de la vida, sino también creo que hay una vinculación con un elemento si me permiten algo religioso y que toca en el lenguaje de lo sagrado". 

"Este es un libro poderoso, creo que va avanzando en cuanto lo vamos leyendo... sino también vamos a ese tono coloquial y un ámbito algo autobiográfico, de hay que vaya articulando una serie de tópicos en donde a veces los huesos sienten dolor y en donde a veces los huesos cantan durante mucho tiempo en el poemario, los huesos expresan, los huesos hablan. 

Es un libro que abre una nueva perpectiva en la escritura y lo leído en Jorge Humberto Chávez, creo que en este sentido no olvida el ambiente a lo mejor del norte, el ambiente de violencia, por su puesto también los tonos de poesía testimonial. Nos da la oportunidad de ver en toda su dimensión a un poeta maduro, un poeta que para muchos de los lectores frecuentes de Jorge Humberto nos sorprende a  veces con estos tonos diriamos humanos en toda la violencia y profundidad del poemario".

Para la poeta Laura Elena González comenta que es el primer libro de poemas que publica desde que fue ganador del premio Aguascalientes 2013, uno de los libros más reseñados en los últimos años. "Hay algunos  críticos que afirman que los poetas escriben un mismo poema desde su primer texto y que los subsiguientes son versiones de ese impulso original, yo no me atrevería a afirmarlo pero entre los temas frecuentados desde el inicio por Jorge Humberto Chávez está uno que no se agota y alimenta las fuentes de su poesía doliente y nominalista de un mundo en que la vida lo vital desaparece con una frecuencia inusitada". 

"Los textos de este poemario no abordan como lo hace en algunos los peomas de su anterior libro la muerte provocada por la ambición o la ceguera de los seres humanos, inmersos en la autopista de la violencia. En estos poemas mas bien dialoga con la antigua conocida, con la compañera de la renovación cíclica de lo vivo, y desde hay nos propone  pensar la muerte".

Asimismo, tanto el escritor Elmer Mendoza como el autor de este poemario dieron lectura a varios que lo conforman, el cual reúne 25 textos y es publicado por el Fondo Editorial de la Universidad Autónoma de Querétaro y bajo el cuidado de Diana Rodríguez y David Huerta.

Como colofón: "Por eso, en el mundo que se abre cuando leemos estos poemas, un mundo espejo de palabras que nos sostienen por unos instantes para afrentar nuestra propia vacilación, y si de algo sirve la poesía como nos dice Jorge Humberto en su colofón, es a vivir", como lo apunta Laura Elena González.

Un rosario de huesos se une a “De 5 a 7 pm” (1980); “La otra cara del vidrio” (1984); “Nunca será la medianoche” (1987); “La lluvia desde el puente” (1992); “El libro de los poemas”(1996); “Bar  Papillon” (2001); “The  City  and   the  endless  journey” (2003);  “Bar Papillon et le poeme triste”, edición bilingüe (2004); “Ángel” ilustrada por Fermín Gutiérrez y Ángelo (2011) y  “Te diría que fuéramos al Río Bravo a llorar pero debes saber que ya no hay río ni llanto (2013). Ganador del Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes.

“Límbico” del artista Juan Gorupo se exhibe en la Universidad Veracruzana.


La Universidad Autónoma de San Luis Potosí a través de la División de Difusión Cultural en colaboración con la Universidad Veracruzana y la Dirección General de Difusión Cultural presentan la exposición escultórica “Límbico” del artista Juan Gorupo.

La muestra tiene lugar en la  Galería Ramón Alva de la Canal  en la ciudad de Xalapa,Veracruz. Consta de una selección representativa de la obra del escultor potosino, entre las piezas que podrá apreciar la comunidad universitaria se  encuentran tres caras monumentales en relieve; María Moronga, Gato y  Límbico, así como una pieza de gran formato   que   se   pueden   ver   en  360º   llamada  Cimientos  II; así como  otras   obras   de   menores dimensiones que dejan ver la maestría de Gorupo en el modelado son: Xipe Tótec, Cortina de baño, Cimientos y un autorretrato del artista en forma de un gorupo.

El trabajo del escultor forma parte del acervo artístico de la UASLP, con esta exposición el talento del artista universitario se abre camino para deleite de la sociedad veracruzana.

La obra de Juan Gorupo es resultado de un impulso interno que le permite dar forma a sus experiencias de vida, caricaturizar a sus personajes se  ha convertido en parte de un lenguaje plástico que plasma como sello personal en cada pieza.

La ceremonia de inauguración se llevó a cabo el 23 de octubre del 2020, asistieron: Silvia Alejandre Prado, directora del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC),  Gustavo Olivares, director de la Galería Ramón Alva de la Canal, además de los artistas invitados Juan Gorupo y Luis Argudín.

Límbico tendrá una vigencia hasta el 22 de noviembre del presente año.

El Colegio Nacional invita a las conversaciones biográficas sobre Octavio Paz

El Colegio Nacional a través de ests ciclo de conversaciones biográficas sobre Octavio Paz (2014) que será impartida por  Christopher Domínguez Michael, este lunes 26 de octubre a las 18:00 horas 

Un ciclo promovido por Ciencias Sociales y Humanidades, el cual es coordinado por Enrique Krauze ( integrante de El Colegio Nacional).

En 2014 se llevó a cabo un homenaje a Octavio Paz por el centenario de su nacimiento, sesión en la que se analizó la vida y obra del poeta premio nobel de Literatura 1990 y fundador de la revista Vuelta

Octavio Paz (Ciudad de México, 31 de marzo, 1914- Íbid. 19 de abril, 1998) poeta, ensayista, escritor y diplomático, es uno de los autores mexicanos más prestigiosos de la segunda mitad del siglo XX y que alcanzó dimensión internacional. Su obra, sobre todo poemas, ensayos y traducciones, ha sido traducida a más de 32 idiomas, además del inglés, el francés y el italiano, a lenguas como el chino, el ucraniano y el japonés.

La carrera del único mexicano que ha obtenido el Premio Nobel de Literatura (1990) inició con Mar de día, su primera obra poética publicada en 1931, sin embargo fue con el ensayo El laberinto de la soledad, con el que su obra comenzó a llamar la atención en nivel internacional.

En el ámbito lírico, junto con Pablo Neruda y César Vallejo, Octavio Paz conforma el grupo de grandes poetas que, tras el declive del modernismo, lideraron la renovación de la lírica hispanoamericana del siglo XX.

Nieto de Irineo Paz, novelista y soldado del ejército e hijo de Octavio Paz Solórzano, abogado que apoyaba la causa de Emiliano Zapata, el poeta estudió en las facultades de Derecho y de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde tomó clases con el escritor Carlos Pellicer, que lo vinculó con poetas como Jorge Cuesta, Xavier Villaurrutia, Salvador Novo y José Gorostiza.

En la década de 1950 publica cuatro libros fundamentales: Libertad bajo palabra (1949),El laberinto de la soledad (1950), retrato de la sociedad mexicana, ¿Águila o sol? (1951), libro de prosa de influencia surrealista, y El arco y la lira (1956).

Su obra, extensa y variada, se completa con numerosos poemarios y libros ensayísticos, entre los cuales cabe citar Cuadrivio (1965), Ladera este (1968), Toponemas (1969), Discos visuales (1969), El signo y el garabato (1973), Mono gramático (1974), Pasado en claro (1975), Sombras de obras (1983) y La llama doble (1993).

En 1981 es galardonado con el Premio Cervantes. En 1999 aparecen, póstumamente, Figuras y figuraciones y Memorias y palabras, epistolario entre Octavio Paz y Pere Gimferrer entre los años 1966 y 1997.

Christopher Domínguez Michael es crítico literario, ensayista, historiador de la cultura y novelista. Estudió Sociología en la uam-x. Se inició en el periodismo cultural a los 18 años, publicando reseñas bibliográficas y artículos políticos en las revistas mexicanas Territorios, El Machete y Nexos, así como en el diario Unomásuno. Ha sido reseñista titular del semanario Proceso (1983-1990); integrante del consejo de redacción de las revistas El Buscón (1982-1986); La Gaceta del fce, (1987-2000) y Vuelta (1989-1998); subdirector de la revista Casa del Tiempo (1984-1986) y de La Orquesta (1986-1988). Consejero editorial del suplemento El Ángel del periódico Reforma; y forma parte del consejo editorial de Letras Libres. Colaborador de Casa del Tiempo, Cultura y Política, El Buscón, El Machete, La Cultura en México, La Gaceta del fce, La Jornada, La Orquesta, Letras Libres, Nexos, Proceso, Territorios, Unomásuno y Vuelta. Ha publicado también en diarios y revistas internacionales como: El País, Cuadernos Hispanoamericanos, Letra internacional, y Letras Libres de España; La época y El Mercurio, en Santiago de Chile; The Latinamerican Review, Nueva York; El malpensante, Bogotá. Becario del inba, en crítica literaria, 1986; y del fonca, como creador artístico, 1991-1992; de la Fundación Octavio Paz como ensayista, 2000-2001. Becario de ensayo del Programa Gramática de la Memoria de la Rockefeller/Universidad Iberoamericana para historia cultural en 1998. Becario de la Fundación Guggenheim, 2006. Miembro del snca entre 1993 y 2000. Premio Guillermo Rousset Banda 1998 por Tiros en el concierto. Premio Xavier Villaurrutia 2004 por Vida de Fray Servando. Miembro de El Colegio Nacional.

¿Cómo ver la transmisión de esta actividad?

Momentos antes de la hora de inicio, en la página del Colegio Nacional encontrarás el recuadro de video donde podrás ver la transmisión.  Recuerda, no tiene costo y no es necesario registrarte. Los videos quedan disponibles para consulta


La Compañía Nacional de Danza estrenó Beethoven en la intimidad. Ludwig en tu casa 2.0, en el Cervantino 2020



Como parte de la programación en línea del Festival Internacional Cervantino (FIC) 2020, y en el marco del 250 aniversario del nacimiento del Genio de Bonn, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Compañía Nacional de Danza (CND), estrenó la pieza coreográfica Beethoven en la intimidad. Ludwig en tu casa 2.0, el pasado 14 de octubre.

Un sofá, los pasillos de una azotea o una casona antigua son algunos de los escenarios en los cuales las bailarinas y los bailarines adaptaron sus movimientos para interpretar los trazos dirigidos por 10 coreógrafas y coreógrafos que generan reflexiones en torno a la nueva normalidad.

Para esta función especial, que se transmitió en la página del Festival Internacional Cervantino (festivalcervantino..gob.mx) y la plataforma Contigo en la distancia (contigoenladistancia.cultura.gob.mx), se contó con la participación de las coreógrafas y los coreógrafos invitados Beatriz Madrid (Los huéspedes), Claudia Lavista (Mar afuera, estrategias de fuga), Yazmín Barragán (Deshabitados), Melva Olivas (Ópalo), Miguel Mancillas (Contorno) y James Kelly (Mañana, ayer… y mañana), quienes se sumaron al trabajo de las y los integrantes de la CND, Michele Cutri (Ensayo sobre la quietud), Jacqueline López (Hedoné-Placer), Irina Marcano (Palíndromo) y Cuauhtémoc Nájera y Alexander Mitiaev (Igual).

A decir del codirector artístico de la CND, Cuauhtémoc Nájera, esta obra nació en medio de la contingencia sanitaria más fuerte que ha enfrentado la humanidad en los últimos años, “como un proyecto escénico pensado para hacer un homenaje a uno de los personajes más universales que ha existido en la historia y en reconocimiento a lo mejor del ser humano.

“Sin embargo, no fue pensado para el escenario: debe enfrentar al COVID-19. En este mundo virtual escogimos música íntima y la transformamos, en compañía de coreógrafas, coreógrafos, bailarinas, bailarines y videastas, a este mundo binario en el que vivimos hoy. La música y la danza son pretextos diarios para convivir, mirarnos y escucharnos; las primeras formas de comunicación del ser humano fueron convertidas en dígitos: uno y cero, el último lenguaje conocido. Diez autoras y autores alrededor de la genial música de Beethoven llevan a las y los intérpretes de la CND al mundo 2.0, a la nueva normalidad”.

Piezas que van de los cuatro a los seis minutos de duración, inspiradas en sonatas y cuartetos del Genio de Bonn integran el programa. Son diversas miradas que alientan, ventanas que iluminan y paredes que se transforman en testigos de esta nueva manera de crear coreografías a la distancia: pensadas para ser llevadas al mundo digital y transmitidas en una pantalla.

Este proyecto engloba la perspectiva de diferentes creadoras y creadores que da como resultado un abanico de posibilidades de movimiento en torno a la figura de Beethoven.

Ante la situación de confinamiento, el proyecto surgió como una oportunidad de desarrollar nuevas formas de trabajo y creación artística a la distancia, con procesos de montaje y ensayos realizados a través de diversas herramientas digitales.

Con Beethoven en la intimidad, complemento de Ludwig en tu casa –que la CND transmitió en mayo pasado–, la CND continúa con sus festejos para honrar a quien ha sido considerado uno de los creadores musicales más importantes de la historia y cuyo legado se mantiene vigente.

Fuente: INBAL

Narrar desde la equivocación, Xavier Velasco

Foto: Cortesía del autor/ Fotoarte: Erick Zepeda

Por: Juan Carlos Talavera

Xavier Velasco (Ciudad de México, 1964) quería ser presidente de México, pero cuando descubrió lo que implicaba, abandonó la causa y se convirtió en un escritor incipiente, lleno de dudas, fracasos, miedos y equivocaciones, que aprendió a recibir los golpes con una sonrisa, como cuando pidió un préstamo para escribir Diablo guardián, tal como lo recupera en El último en morir, su más reciente novela, que es una declaración de amor a la literatura, donde rechaza abiertamente el apoyo gubernamental a la literatura, como en el caso del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

Nunca en mi vida recibí un apoyo del gobierno y estoy muy contento por eso. No quiero deberle nada al erario, de ninguna manera. Alguna vez pedí una beca al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), como consta en este libro, y no me la dieron. Al final me sentí a gusto con eso. No creo en los apoyos del gobierno y, en lo personal, trato de mantenerme lo más lejos que puedo del poder. Son asuntos que no me interesan y así como alguna vez quise ser político, ahora quiero estar muy lejos de todo eso”, afirma el ganador del Premio Alfaguara de 2003.

¿No cree en el Fonca?, se le pregunta. “Soy un individualista que no cree en los apoyos del gobierno. Tal cual. Hay gente que tiene todo el derecho a creerlo. A lo mejor si estuviera haciendo poesía y me tuviera que dedicar mucho tiempo, recurriría a éstos. En mi caso no estoy de acuerdo con eso, no me interesa y no lo quiero. No me gusta depender de una instancia como el gobierno”.

¿Por qué una autoficción en tercera persona? “Esta novela me permite el lujo de ver todo desde fuera, desde la tribuna, y no a nivel de cancha, es decir, puedo salirme de mí mismo y mirar hacia alguien que hace varios años se le ocurrió ser presidente de la República y se dio cuenta que eso no servía y no tuvo más opción que tomar la literatura y dar ese salto a un lugar que no conocía”.

¿Coincide con esa idea de Raúl Seixas, quien afirmaba que es mejor adoptar una metamorfosis ambulante a tener una opinión formada sobre todo? “Sí, aquí voy contando la historia de alguien que cambia de objetivos con mucha frecuencia y de forma de pensar. Al mismo tiempo, sí me permite contradecirme. Es más, yo reivindico mi derecho a contradecirme todo el tiempo.

Y agrega: “Alguna vez, platicando con Daniel Sada, me decía: ‘Tú puedes ser artista o intelectual. El intelectual no puede contradecirse, pero el artista de eso vive. Es mi caso. No sé hasta dónde soy totalmente congruente en lo que cuento y cuántos errores pudo cometer, pero no me importa. Finalmente, mi trabajo consiste en equivocarme, en cambiar mi modo de ver las cosas. No soy de los que sufren con esto, la equivocación es parte del conocimiento, entonces, tú encontrarás en este libro una gran cantidad de equivocaciones y fracasos”.

¿Cómo concluyó que la política es el peor recurso para solucionar las cosas? “Alguna vez, un señor al que mi padre conocía, quien era político y muy pagado de sí mismo, no exactamente un amigo, supo que quería dedicarme a la política. Entonces se puso a platicar conmigo y me dijo que no me veía madera de político.

La afirmación me dio coraje, pero era verdad. Yo no tenía madera para eso. No me gustaba y era algo que despreciaba profundamente”. Incluso, recuerda que ingresó a la carrera de Ciencias Políticas porque no existía la de escritor. “Entonces empecé a leer textos de la izquierda radical, me sumé a ellos y me di cuenta que la mayoría de mis compañeros sólo usaban esos conceptos para dar un paso hacia adelante y que yo era el único bruto que se la estaba creyendo, así que salí de ahí con la nariz tapada”, expresó el también autor de Entrega insensata y Los años sabandijas.


EL TRAMATURGO

En El último en morir Velasco hace énfasis en una idea que hasta la fecha resuena en su mente: “tramaturgo”, es decir, insistir en el oficio de trabajar la trama.

Uno se sienta a escribir una trama y, en mi caso, siempre tengo miedo de que no funcione. Es un miedo similar a cuando te subes al escenario y no quieres que la gente se salga o se duerma. Y si alguien lo hace… te quieres morir. Uno es un juglar que mira a su público y sabe que si no se interesa lo suficiente no me dejará una moneda en el sombrero para sobrevivir”.

¿Se inclina en separar la literatura de lo universitario? “Cuando estaba en la universidad se me metió la idea pedante de la novela sin trama, sacada de la nouvelle vague, de esos autores que quieren escribir de nada, pero para cuando lo probé, había demostrado su ineficacia. Al final todo eso fue pedantería y soberbia”.

¿Qué falta en los talleres literarios? “Si yo volviera a empezar, me gustaría que existiera algo así como un taller del Plagio, es decir, vamos a jugar al plagio, a destrozar, a rehacer novelas y a crearles un capítulo extra. Me gusta la idea de desbaratar novelas y rehacerlas. Cada quien tiene su modo de matar pulgas, pero es como los amantes. ¿Cómo se hace uno buen amante? ¡Echándole ganas!”.

¿Habría existido Diablo guardián sin aquel apoyo financiero que recibió de su amigo cercano? “Al principio uno cree que escribirá con apoyo o sin él, pero sí es necesario que alguien te ayude o te acerque a lo que no conoces. Yo no tuve un padre, un pariente intelectual o un escritor que tuviera contacto con ese mundo, por tanto, uno busca lo que puede. En mi caso aquella ayuda funcionó como beca préstamo, que pagué después, y me sorprendió porque no sabía cómo lo haría. Uno busca los apoyos que puede, no importa de dónde vengan”.

viernes, 23 de octubre de 2020

Verdi, Mozart y Schumann llegan al Teatro de la Paz este fin de semana



Como parte de la programación virtual #CulturaVivaEnCasa que presenta la Secretaría de Cultura (SECULT), este viernes 23 de octubre a las 9 de la noche y el domingo 25 a la 1 de la tarde, se podrá disfrutar a través de la señal de Canal 13 local, a la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí en una serie conciertos que fueron realizados en el Teatro de la Paz, donde se transmitirán obras de Giuseppe Verdi, Wolfgang A. Mozart y Robert Schumann, contando con la participación de la pianista María Antonieta Tello y del cellista principal de la OSSLP, Mtro. Roberto Gómez Argüelles.

El Secretario de Cultura, Armando Herrera Silva, detalló que la velada iniciará con la Ob. “La Fuerza del Destino”, que pertenece a una ópera en cuatro actos escrita por Giuseppe Verdi con libreto primero de Francesco Maria Piave en 1862, y luego modificándola con un libreto definitivo de Antonio Ghislanzoni y estrenándola en la Scala, de Milán en 1869, que es cuando Verdi incorpora esta extraordinaria obertura, donde logra crear una atmósfera trágica y lírica en perfecto equilibrio llegando incluso a ser más conocida que su ópera, que ha estado rodeada de un “halo de misterio y hechos sobrenaturales”.

Luego vendrá uno de los conciertos para piano más conocidos e interpretados en el mundo: el no. 20, K466, que fue el primero que escribió Mozart en tonalidad menor y según una carta del padre Mozart (Leopold) a su hija Nannet, Wolfgang lo terminó y estrenó el mismo día: 10 de febrero de 1785, año de apogeo en la reputación de Mozart en su faceta de compositor y virtuoso del piano en Viena, que obliga al músico salzburgués a afrontar la inagotable sed de novedades del público vienés, propiciando la creación de nuevas obras con las qué satisfacer la curiosidad de los aficionados, como este concierto, que como dato curioso, era el preferido de quien se volvería otro de los grandes genios de la música: Ludwig van Beethoven, siendo tal su admiración, que escribió dos formidables cadencias a los movimientos extremos de este concierto.  En los conciertos del fin de semana recordaremos la actuación de la Mtra. María Antonieta Tello como solista al piano de la OSSLP, interpretación realizada el 20 de mayo de 2012.

Para cerrar este recital, escucharemos la interpretación que el maestro Roberto Gómez Argüelles realizó con la OSSLP del Concierto para Violoncello, Op. 129, el 17 de julio de 2015. Compuesto por Robert Schumann en solo dos semanas (1850), este concierto se asemeja más a la concepción de los escritos por Chopin (donde el instrumento solista desarrolla sus partes actuando la orquesta en calidad de acompañante, quizá para evitar que la sonoridad grave del violoncello pudiera verse “devorada” por el tejido orquestal). Además, Schumann concibe el concierto entero en un solo movimiento, dividido, eso sí, en tres partes muy diferenciadas, que se ejecutan sin interrupción para remarcar esa unidad (algo que sucede también en el segundo concierto para piano, de Liszt). 

Recital Poético Musical en el Museo Nacional de la Máscara



La Secretaría de Cultura de San Luis Potosí, a través del Museo Nacional de la Máscara, llevará a cabo el Recital Poético Musical presentado por el Colectivo Artístico Itzamná, transmitiéndose en vivo vía Facebook Live del El Museo Nacional de la Máscara y del Colectivo Artístico Itzamná el viernes 23 de octubre en punto de las 16:00 horas.

El programa contará con la participación de Alondra Torres Martínez en la Poesía, Denise Martínez Jaramillo y Juan Pablo Rivera Sierra, donde se expondrá el acervo literario de poemas reconocidos en América Latina durante la segunda mitad del siglo XX como Jorge Luis Borges, Mario Benedetti, Pablo Neruda, Rosario Castellanos, Octavio Paz, Ernesto Cardenal, César Vallejo, David Huerta, Héctor Gagliardi, entre otros, así como la música de Violeta Parra, Víctor Jara, Soledad Pastorutti, Armando Tejada Gómez, Alejandro Filio, Silvio Rodríguez y más.

El Colectivo Artístico Itzamná nace un 9 de agosto de 2010 con estudiantes de la Paraescolar de Declamación y Oratoria del Cobach Plantel 26 “Halcones” bajo la dirección del maestro Martín Gerardo Gutiérrez Barbosa. A lo largo de los años se han ido incorporando jóvenes estudiantes de bachillerato y universitarios de diferentes disciplinas artísticas, presentándose en diversos recintos de importancia cultural de la capital potosina y del interior de la república.

En 2019 se concreta la constitución como Asociación Civil, bajo el nombre de Desarrollo Integral Ix Chel AC, la cual está dedicada a la formación y desarrollo de las artes escénicas y literarias. 

Se les invita también, a seguir las redes de este espacio https://www.instagram.com/museodelamascara/ https://twitter.com/museo http://www.facebook.com/Museo-De-La-Mascara-104219461381514/http://museodelamascaraslp.org/