domingo, 23 de julio de 2017

Entre la fábula y el imaginario de Sursaut Dance Company



                                    Fotografías: Edgar Gutiérrez Calvillo /FDCLilaLópez


Por: Roberto A. Valenciano Capín


Basada en  una de las fábulas atribuidas a Esopo y recreada por Jean de La Fontaine y Félix María Samaniego, como lo es la de la Cigarra y la hormiga, es la propuesta dancística que ofreció la compañía canadiense Sursaut Dance Company en la inauguración de esta XXXVIII edición del Festival Internacional de danza Contemporánea Lila López.



En primera instancia, una fábula que narra como una cigarra al venirse el invierno se encuentra desprovista de alimento y acude a pedirlo prestado a su vecina la hormiga. Ésta, temiendo no tener suficiente para ambas le niega el préstamo y le recrimina el haber pasado el verano holgando en vez de haber hecho acopio de alimentos para la estación fría.



A partir de la misma, se pensaría  que se caería en una cuasi literalidad, mas no es así,  siendo mas bien la pauta de este trasladado a esta parte humana/social, esta sutil frontera entre la natura misma y la natura humana, así como no olvidar que es creada esta obra en el 2013 por Francine Châteauvert, para un público infantil como adolescente. 


Una primera imagen, uno de los bailarines hace toda este interesante juego sonoro a partir de piedras y un metal, replicado al fondo para darle esta sensación de temporalidad, para detonar en estos granjeros explorar un escenario delimitado por dos rampas, buscando terrenos ante la impronta de un posible asentamiento.






De esta manera,   incide en este abanico creativo y escénico a través de estos cuatro estadios, a partir de no solamente  tocar lo corporal, sino de una narrativa corporal sostenida, alejada de estas inercias del efectivismo en cuanto a soluciones escénicas, aunado a apelar tanto en los usos del tiempo como esta enunciación simbólica, gracias a estos momentums plenos y  a estas metáforas acompañadas de una sencillez en su belleza.


Por consiguiente, inquiere en el espectador este transitar por esta magia que conlleva a esta estadía temporal al corazón de la vida, a la dificultad y la belleza de lo ordinario a pesar de la complejidad en que vivimos. 






Bailarines: Stéphanie Brochard, Amandine Garrido González, Jasmine A. Inns, Geneviéve Lauzon, Keven Lee, Élise Legrand y Xavier Malo.


Fundada en 1985 y se dedica a la creación, producción y difusión de espectáculos de danza para público joven y familias.


Francine Châteauvert asumió la dirección artística y coreográfica de la compañía en 1987 y desde un principio ha trabajado en estrecha colaboración con Adam Dymburt, bailarín y administrador general a fin de que la compañía crezca, asegurándose de la difusión de sus trabajos. Cuentan con un equipo de bailarines y colaboradores muy dedicado y comprometido.




Sursaut es un grupo pionero en la danza contemporánea dedicado a complacer a las familias y a la juventud, contribuyendo al desarrollo de la danza profesional fuera de los principales centros urbanos. Se involucran profundamente en su ambiente y creen en la importancia del arte para las nuevas generaciones, mientras hacen de la danza algo accesible para grandes audiencias. Desde diciembre de 2007, la compañía es miembro residente del Centro deArtes Escénicas Jean Besré, instalación recientemente construida especialmente como centro de creación y producción de obras de teatro y danza.




La Compañía de Danza Sursaut es patrocinada por el Consejo de Artes y Letras de Quebec, el Consejo de Canadá para las Artes y la Ciudad de Sherbrooke.


Es de destacar que es la primera vez en que una obra infantil/ juvenil abre esta decana fiesta de la danza como también es conocida.



Lo que parecía ser la primera falacia de esta edición dancística fue este forzado protocolo de inauguración creado de forma  expedita, gracias a la presencia /representación de Marcela Diez, directora general de promoción  y festivales culturales,  de la titular María Cristina García Cepeda, al plantear Carreras López que no habría protocolos y la intención era  llegar como público para disfrutar la propuesta dancística de esta compañía canadiense.


Aun así, Carreras López ofreció un corto speech y hacer la inauguración oficial de esta XXXVII edición.



Siendo esta minimizada gracias a la respuesta del público al abarrotar este Teatro de la Paz, y por tanto, quedarse mucha gente afuera que no pudo disfrutar de este trabajo coreográfico, pero lo cual lo podran hacer este lunes 24 de Julio a las 17:00 horas en el Teatro Polivalente del Centro de las Artes, en donde se les recuerda que la entrada es gratuita.

Salón Los Ángeles, reducto del gozo




Por: Juan Carlos Sanchéz

La historia comenzó la tarde del 29 de julio de 1937: en el escenario aparecieron la Orquesta de Gonzalo Curiel y la Danzonera de Toto. Lo que había sido una vieja bodega de carbón acabaría convirtiéndose en uno de los más legendarios espacios de la Ciudad de México. “Era la mitad del sexenio de Lázaro Cárdenas, unos pocos años antes de la Segunda Guerra Mundial; los ritmos en boga eran el danzón, el boogie-woogie, el foxtrot, el swing; con esos ritmos se inauguró el Salón Los Ángeles”, dice Miguel Nieto Applebaum, actual propietario del local de baile de la colonia Guerrero, que está por cumplir 80 años de existencia.


Miguel es el tercer Nieto que se hace cargo del lugar. El primero fue su abuelo y el segundo, su padre. Los tres vieron cómo se transformó la Ciudad de México, su vida nocturna y la manera de convivir en ella, también cómo fue evolucionando la música bailable. Cuando Los Ángeles abrió sus puertas “la ciudad terminaba aquí”. Para entonces, lo que hoy es la calle de Lerdo era conocida como Mercado y ahí llegaba un tranvía que iba al Centro Histórico. “Después eran puros llanos”.



La capital del país era otra y de esa otra ciudad proviene Los Ángeles. El abuelo, don Miguel Nieto Alcántara, tenía un negocio de madera que repartía en las colonias Roma, Condesa y Juárez. También vendía carbón, que almacenaba en el predio que hoy es el salón de baile: “pero cuando el combustible principal cambió a petróleo y después a gas, se dejó de vender el carbón y dejó de utilizarse ese terreno”. Un amigo suyo, de nombre Alberto Rojas y que había sido socio del salón La Playa en la calle de Argentina, lo convenció de abrir el nuevo espacio de retozo.


OTRA ÉPOCA
Es martes por la tarde en la colonia Guerrero. Al portón de Lerdo 206 llegan caballeros muy “pípiris”, con el zapato bien boleado, el saco bien planchado y la corbata en su lugar; del brazo llevan a las damas que, para no quedarse atrás, llevan riguroso vestido, medias y taconcito: “antes había un código de vestir y de conducta”, dice Miguel. En Los Ángeles se hizo una costumbre —que continúa hasta el día de hoy— que el baile es los martes y los domingos. Esos días le fueron asignados en la década de los 50 por la unión de saloneros que existió.


“Había tantos salones que decidieron que no todos abrirían diario, porque no había mercado para todos, de tal manera que, por ejemplo, el California Dancing Club abría los lunes, Los Ángeles el martes, el Colonia los miércoles y así cada uno tenía su día y todos abrían parejo el domingo; esa tradición se quedó desde aquella fecha”. En un día u otro, la pista de baile se llenaba. La catarsis se lograba bailando y aquellas orquestas que sólo se podían escuchar a través de la radio, en la XEQ o en la XEW, podían verse y disfrutarse en vivo, nada más ahí.


El salón de baile era la pura gozadera, incluso, dice Miguel, “era uno de los primeros lugares donde la mujer podía decir que no, que no quería bailar, que sólo quería escuchar, que sólo quería bailar una pieza, era un lugar donde se podía ejercer la libertad”. Y un lugar donde, bailando, todos se reconocen como iguales: “al acudir al salón de baile se pertenece a un grupo; el más popular no es generalmente el más rico o el más guapo ni la más agraciada, sino quizás el que mejor baila, el más simpático o el que mejor plática tiene, hay una cuestión más humana”, considera.


Esa empatía se ha conservado en Los Ángeles, también su aspecto. Miguel dice que el 99% del costado izquierdo del salón, incluida su célebre barra, continúa siendo el mismo de 1937 y que las únicas modificaciones sucedieron en los años 80 cuando se amplió el espacio. El salón original puede verse casi idéntico durante 12 minutos en la cinta Una gallega baila mambo (1951, Emilio Gómez Muriel), en la que, además de Joaquín Pardavé, actúan Silvia Pinal, Niní Marshall, Toña La Negra y el trío Los Panchos.



DEL BARRIO
En las inmediaciones del salón de baile están los vestigios arqueológicos de lo que fue la segunda ciudad más importante del valle de México en la época prehispánica; está el Centro Cultural Universitario Tlatelolco y la propia Unidad Nonoalco Tlatelolco, la iglesia de Nuestra Señora de Los Ángeles “en donde hubo un cura que está en vías de canonización y cuyo acólito fue Cantinflas; ahí surgió Pérez Prado, el mambo y el chachachá; ahí cantó Celia Cruz, la Sonora Dinamita, la Matancera y la Santanera. “Es un barrio único, es muy difícil encontrar otro lugar con esa conjunción de factores en cuatro cuadras a la redonda”, sostiene Miguel Nieto.


La historia de Los Ángeles está íntimamente ligada a la de la colonia Guerrero. “Es obvio que Los Ángeles esta unido al barrio, que tiene ese nombre por la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, esa iglesia le da nombre al barrio y de ahí toma el nombre el salón, de la misma manera que la ciudad de Los Ángeles, California, se llama así por esa misma patrona, cuya fiesta se celebra cada 2 de agosto”. Ese barrio de la colonia Guerrero fue escenario idóneo para que el salón del baile forjara su historia y tradición.


Territorio de grandes casonas —en la calle de Héroes se encuentra la que perteneció al arquitecto Antonio Rivas Mercado— fue al mismo tiempo refugio de las clases más populares, que no encontraban cabida en colonias “más petulantes” como Santa María La Ribera o la Juárez. “La Guerrero tenía una mayor mezcla, con más gente pobre y rica, más cercanía con lo rural por la cercanía con los llanos que seguían después de los talleres de ferrocarril de Buenavista, que llegaban hasta ahí; pero también esa visión cosmopolita que es lo que distingue al salón de baile de los años 30”.


En definitiva, esa mezcla se convirtió en un reducto de lo que hoy es México y el padre de Miguel, el señor Miguel Nieto Hernández, se atrevió a inventar el lema: “El que no conoce Los Ángeles, no conoce México”. Lo hizo en 1948, después de un viaje a la ciudad estadunidense.
“Él le dio una triple interpretación, está hablando del barrio de Los Ángeles, un barrio popular en la Guerrero, pero también del salón de baile, popular pero que propone las músicas mas contemporáneas de aquel entonces como el mambo, el chachachá y muchos ritmos más que surgieron desde ahí. Pero propone que también que para poder entender a México como país había que entender que ya éramos dueños de una parte de Estados Unidos; por eso, quien no conoce el barrio, el salón o la ciudad, no conoce ese México tan complejo, diverso y rico”.
FESTEJO
El Salón Los Ángeles sólo ha cerrado dos veces en su vida: una, después de los sismos de 1985, cuando debieron someterse a las revisiones de protección civil, necesarias después de la catástrofe, y la otra cuando se suscitó la crisis sanitaria por la influenza H1N1, en 2009. Ochenta años después de su apertura, el salón de baile busca continuar su tradición. Miguel Nieto dice que, de no renovarse, los escasos salones que existen están destinados a la desaparición.


El salón de la colonia Guerrero sigue teniendo baile los martes (ese día se presenta la Danzonera de Felipe Urbán, la Big Band de Pepe Luis y una tercera banda que alterna con otras), y los domingos (siempre hay bandas diferentes que tocan son cubano, salsa y cumbia), pero ahora hay una serie de eventos especiales que incluyen fiestas o conciertos de otros géneros (la cartelera se puede consultar en salonlosangeles.mx).



Para festejar su aniversario, Los Ángeles ha preparado un cartel doble: el 29 de julio tocará la Sonora Matancera de Javier Vásquez, la Sonora Dinamita y Son14 de Cuba; así como Héctor Infanzón y su orquesta. El 2 de agosto, día de Nuestra Seños de Los Ángeles, el festejo seguirá con la presentación de La Auténtica Santanera de Gildardo Zárate y la Danzonera Acerina.

sábado, 22 de julio de 2017

Festival Soledad Rockea 2017



El Comité Organizador del Festival internacional Soledad Rockea 2017 ha logrado ofrecer un programa muy completo con actividades previas a la celebración de este gran evento que se llevará a cabo el próximo 23 de julio.


Al respecto, el director de Cultura, Roberto Mateo Posadas Martínez, destacó que el objetivo de este festival es además promover y desarrollar programas, cursos, talleres, foros y conferencias relativas al tema del rock.


En este sentido, destacó que se impartieron tres conferencias muy interesantes, que lograron captar la atención de los asistentes, al abordar espacios de análisis y discusión de los temas abordados desde a experiencia de los ponentes.


La primer conferencia fue la denominada “Rock y Movimientos Sociales” impartida por el maestro Andrés Delgadillo, con una buena respuesta de los asistentes.


El pasado miércoles se presentó la conferencia “Hablemos de estéticas y culturas del rock. La ingeniería en Comunicación Social de la Música”, impartida por el maestro Edgar Josué García López.


La última conferencia se programó este sábado, impartida por el Dr. Jaime de Jesús Aguilera Carrera, que tituló su plática “Abbey Road” relativa al último disco que grabaron Los Beatles.


El funcionario destacó que en esta edición el objetivo fue ofrecer un programa cada vez más completo de este festival, no solamente enfocándose a ofrecer a los interesados en asistir a las presentaciones de las bandas rockeras participantes, sino también ampliar la gama de actividades con talleres, muestras de arte, foros y conferencias, además de los conciertos.


El evento principal del Festival Soledad Rockea se llevará a cabo el domingo 23 de julio a partir de las 11 horas en conocido centro comercial de la avenida de Los Pinos.

Fallece el arpista Ángel Padilla


El arpista, reconocido con numerosos premios y nacido en la Ciudad de México falleció este viernes, según reportaron el Congreso Mundial de Arpa y la Asociación Española de Arpistas.
“Angel Padilla se queda en nosotros los músicos y en el público por siempre, por su talento, su arte, su sencillez y su don enorme de gentes porque supo siempre compartir, abrazar, dar, e iluminar de belleza sonora todo lo que inundaba con su elocuente manera de tocar el arpa. Descansa en paz querido, pero sigue dándonos hermosos y bellos recuerdos por siempre”, escribió el flautista Horacio Franco en su cuenta de Facebook.
El músico estudió en la Universidad de Indiana y en el Royal College of Music, en Londres.
Durante su carrera ofreció recitales y conciertos en Estados Unidos, Canadá, China, Reino Unido, así como otros países en Europa y Latinoamérica.
Entre los premios en su haber se encuentran el Sir Malcolm Sargent, Jack Morrison, Ian Fleming y Barbera Foundation.
El artista grabó dos discos con piezas de Prokofiev, Halfter, Guridi y Godefroid.

Ópera para todos se presenta en las escalinatas del Teatro de la Paz



Ópera para todos es un proyecto conformado por jóvenes músicos potosinos el cual busca que la gente se acerque a la ópera. “El principal objetivo es democratizar la cultura, abrir espacios no sólo para la ópera sino llevarla a personas que nunca la han escuchado en vivo, o no está en sus posibilidades económicas y de esta manera, generar nuevos públicos apostando a la autogestión.


Un proyecto autogetivo que se volvió de inmediato noticia en las redes sociales, vuelven a presentarse este domingo 23 de julio a las 18:30 horas en las escalinatas del Teatro de la Paz. Un primer concierto de la temporada que realizan en  forma conjunta con el Teatro de la Paz.



El cual está conformado en la parte escénica por Rafael Gallegos, Jesús Celayo y Zaira Hernández y en la parte vocal por Montserrat Castro Barrón, Gabriela Lara, Arturo Torres y Francisco Coronado.

“Oscilaciones”, presenta el Ballet Provincial en el Teatro de la Paz



El Ballet Provincial de San Luis Potosí, bajo la dirección de Carmen Alvarado, se presenta en la XXXVII entrega del Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López, este domingo 23 de julio a las 20:00 horas en el Teatro de la Paz.



Bajo el título de “Oscilaciones”, el programa está compuesto por cinco coreografías, creadas por Fernando Domínguez, Diego Cosignani y Jesús E. Rocha, con la presencia de un cuerpo de baile de 17 bailarines, ambientado con música de Max Richter y Les Tambours du Bronx.



Con un repertorio de 55 coreografías originales y un promedio de hasta 60 actuaciones por año, esta compañía se ha presentado en casi todos los estados de la República, además de haber realizado diversas giras por Estados Unidos.



Desde sus orígenes en 1964 y durante su trayectoria, el Ballet Provincial  conserva la máxima de su fundadora, la maestra Lila López: “Frente a la razón de la fuerza está la fuerza de la razón, que en la danza es el corazón. Quien tiene corazón puede bailar, quien puede bailar puede vivir”.



En la actualidad la compañía  es una de las más importantes, dentro de la  danza contemporánea del país, su directora Carmen Alvarado junto con sus jóvenes integrantes mantienen viva la esencia de la maestra Lila y el sentido de libertad que ofrece este género dancístico.


Este domingo a partir de las 20 horas en el Teatro de la Paz hará su presentación dentro del XXXVII Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López, la entrada es gratuita. 

El CEART recibirá a compañías de danza potosinas, de Japón y Canadá en el Festival Lila López




Uno de los foros del XXXVII Festival Internacional de Danza Contemporánea ¨Lila López¨ será el Teatro Polivalente del Centro de las Artes de San Luis Potosí Centenario, lugar donde se presentarán una compañía internacional procedente de Japón, otra de Canadá, así como seis compañías nacionales, cinco de ellas potosinas.


El programa del XXXVII Festival Internacional de Danza Contemporánea ¨Lila López¨ en el Teatro Polivalente del CEART inicia este domingo 22 de julio a las 18:30 horas, con la presentación de “El Ángel del Espejo”, de la compañía potosina JR Dance Proyect.


El lunes 24 a las 17:00 horas se presentará la compañía Sursaut Dance Companay, originaria de Canadá; el martes 25 a las 18:30 horas Odeón Círculo Escénico de San Luis Potosí y el miércoles 26 a las 18:30 horas la reconocida exponente de la danza Butoh, Yumiko Yoshioka, de Japón.


Las presentaciones continúan el jueves 27 de julio a las a las 18:00 horas con Iguana Blanca, Quinto Nirvana y Colectivo Inherente, de San Luis Potosí. El programa concluye el viernes 28 a las 20:00 horas con la presentación de Utopía Danza Teatro, una de las compañías con mayor trayectoria de la Ciudad de México.


La Secretaría de Cultura invita al XXXVII Festival Internacional de Danza Contemporánea ¨Lila López¨, el Festival más importante de América Latina en esta disciplina, donde todos los eventos programados en el CEART se realizarán en el Teatro Polivalente con entrada libre.